Busca trapillo estampado y haz tu mochila de flecos

Desde que hice el post de la mochila de flecos de trapillo no han parado de llegarme fotos de todas vuestras creaciones.

Estoy súper contenta de que haya gustado tanto y por eso he pensado en volver a tejerla con el mismo patrón pero usando un trapillo estampado para que parezca totalmente diferente.

Como el tejido es un poco más grueso que el que utilicé la primera vez he hecho menos cadenetas para empezar. No olvides adaptar cualquier patrón al grosor de tu trapillo.

Materiales

2 ovillos grandes de trapillo fino
Aguja de ganchillo del nº 10
Tijeras

 

Patrón

– Lo primero es preparar las asas. Coge una tira doble de trapillo de unos 2 metros y haz un cordoncillo girando los dos cabos a la vez un sentido y enrollándolos uno sobre otro en el sentido contrario. Cuando tengas un cordón de 1,50 m anuda el final y resérvalo. Repite este proceso para hacer la segunda asa.

– Haz una cadeneta de 18 puntos más uno para subir.



Vuelta 1. Teje alrededor de toda la cadeneta en punto bajo. Cada lateral del bolos tendrá 18 puntos. Usa marcadores si es necesario.

Vueltas de la 2 a la 18. A partir de ahora vas a tejer un punto bajo cogiendo sólo la parte de detrás del punto y un punto bajo normal, enganchando el punto completo.

– Una vez que tienes la estructura de la mochila y antes de que cortes la hebra de trapillo coloca los cordones doblados por la mitad y pégalos al borde superior. Tienen que ir cada uno para un lado. Si no tienes muy claro cómo se hace echa un vistazo al patrón principal. 

– Termina la última vuelta tejiendo en punto bajo normal alrededor de los cordones. Presta atención en ambas esquinas y deja que los extremos de las asas sobresalgan entre los puntos.

– Coge cada par de extremos de los cordones y átalos con un nudo a la esquina inferior de la mochila.

 

Tienes toda la estructura acabada pero queda el toque final y más importante, ponerle los flecos.

-Corta tiras dobles de trapillo y busca un punto centrado en la parte cercana a la base de la mochila. Anuda ahí el primer fleco que te servirá de guía para ir formando una V a lo largo de todo el frontal.

Listo. Tu nueva mochila estampada va a ser toda una sensación este verano y la verdad es que es super práctica.

¡Que la disfrutes!