Te enseño a hacer el collar de tus sueños

Te enseño a hacer el collar de tus sueños

Ya sabes que el trapillo da para mucho, es cuestión de echarle imaginación.

Cada vez que hago cualquier cosa con este material y me sobra, aunque sea sólo un metro, lo guardo. Es verdad que llega un momento en el que tengo que hacer limpieza pero, por lo general, siempre le encuentro alguna utilidad.


En más de una ocasión te he enseñado a hacer bisutería con ellas. Se hacen en muy poco tiempo y quedan chulísimas.

En esta ocasión las tiras que me sobraron de un bolso me han servido para crear un collar que va a ser la envidia de mis amigas este verano.

Los materiales son simples y fáciles de encontrar. No te centres en dar con las mismas piezas que yo he usado, seguro que tienes por casa algo de bisutería vieja que puedes desmontar u otros abalorios la mar de chulos.

Tampoco tengo que decirte que para gustos, colores. Este collar admite todo tipo de trapillo habido y por haber. Yo he elegido este beige porque va con todo pero ya estoy haciendo otro en rosa que va a quedar de muerte lenta.

Te explico cómo hacerlo.

MATERIALES

– Trapillo del color que te guste.
– 2 medias argollas.
– Piezas redondas de bisutería tipo monedas.
– Arandelas pequeñas con apertura.
– 3 borlas de hilo.
– Aguja e hilo.

MONTAJE

Necesitas tres tipos de tiras.
– Une dos tiras de trapillo y haz un cordón torcido. Si no sabes cómo se hace te lo explico en este post.
– Con otros 3 trozos haz una trenza. Será un poco más larga que el cordón.
– En una tira simple haz nudos separados por la misma distancia. Será un poco más larga que la trenza.

Coge cada extremo de las 3 tiras y cóselas a cada una de las arandelas.

No importa que la puntada sea irregular porque luego no se va a ver, tú sólo asegúrate de que no se deshace ninguna.

Corta el trapillo sobrante a un centímetro por debajo de la costura.

Para que el acabado sea bonito coge otro trocito de trapillo y cubre la costura y el sobrante como ves en la foto. Cose también este embellecedor para que quede fijo.




Ya tienes la estructura de trapillo montada. Las mismas argollas va a servir de cierre introduciendo una por la otra. También puedes ponerle un mosquetón.

Sólo queda ir colocando las piezas de bisutería con ayuda de unas pequeñas arandelas. Engánchalas por todo el collar a tu gusto. Si más o menos hay la misma separación entre todas quedará más bonito.

Como remate le puesto 3 borlas de hilo de color naranja fuerte. Es un color que le hace contraste y que le da mucha vida. Puedes comprar las borlas en cualquier mercería pero yo me las he hecho en un momento. Aquí tienes la explicación.

Las he puesto en la tira más larga, la que lleva los nudos y en la parte inferior.

¿Qué te parece? Perfecto para cualquier momento del día, ¿verdad? Pues ya puedes ir haciéndolo en todos los colores porque como has visto no tiene ningún misterio.