La mochila de moda es de flecos de trapillo

Ya llevo 3 temporadas creando bolsos de trapillo con flecos y lejos de pasarse de moda cada día encuentro nuevas ideas que piden a gritos el movimiento de las tiras de trapillo al viento.

Si unimos los flecos con la gran tendencia de esta temporada que son las mochilas tenemos la unión perfecta: La mochila de moda te la vas a hacer con trapillo y lleva flecos, muchos flecos.

Hace unas semanas encontré una cuenta en Instagram que me encantó. Se trata de una marca española que se llama Mimique y hace unas mochilas en piel que me enamoraron al primer vistazo.

Como siempre, mi cabeza enseguida las transformó en un patrón de trapillo y ahí que me he puesto hasta lograr materializar la idea que tenía en mente.

Es sencilla de hacer pero la he tejido en punto bajo alterno para darle otra textura y poder enganchar bien los flecos al acabar.

Se teje entera de una pieza desde la base y te aconsejo que no utilices trapillo grueso o no va a quedar bien y te pesará mucho. En esta ocasión busca trapillo fino.

¿A que ya quieres hacerte una?

Materiales

2 ovillos grandes de trapillo fino
Aguja de ganchillo del nº 10
Tijeras

Patrón

– Comienza preparando las asas. Necesitas hacer un cordón torcido, si no sabes bien cómo se hace puedes verlo aquí. Coge una tira doble de trapillo de unos 2 metros y haz un cordoncillo girando los dos cabos a la vez en el mismo sentido y enrollándolos uno sobre otro. Cuando tengas un cordón de 1,50 m anuda el final y resérvalo. Repite este proceso para hacer la segunda asa.
Ahora a tejer.
– Haz una cadeneta de 21 puntos más uno para subir.
– Vuelta 1. Teje alrededor de toda la cadeneta en punto bajo. Cada lateral del bolso tendrá 21 puntos. Usa marcadores si es necesario.
– Vuelta 2. A partir de ahora vas a tejer en punto bajo alterno. Haz el primer punto bajo normal y el segundo coge sólo la parte de arriba del punto. Sigue tejiendo toda la mochila de esta forma.
 
Aquí puedes ver cómo se engancha el punto cogiendo sólo la parte de arriba de la V que lo forma.

Cuando acabes un lateral comienza el otro de la misma forma, tejiendo el primer punto bajo enganchando la parte trasera.

Vuelta 3. Ambos laterales empiezan con el punto bajo normal. De esta forma todo el dibujo del proyecto será asimétrico.

– Teje en total 19 vueltas siguiendo el patrón.

– Una vez que tienes la estructura de la mochila y antes de que cortes la hebra de trapillo coloca los cordones doblados por la mitad y pégalos al borde superior. Tienen que ir cada uno para un lado de esta forma.

– Ahora termina la última vuelta tejiendo en punto bajo normal alrededor de los cordones. Presta atención en ambas esquinas y deja que los extremos de las asas sobresalgan entre los puntos.

– Termina con un punto enano. Corta el trapillo y anúdalo por el interior de la mochila.

– Coge cada par de extremos de los cordones y átalos con un nudo a la esquina inferior de la mochila.

Tienes toda la estructura acabada pero queda el toque final y más importante, ponerle los flecos.

-Corta tiras dobles de trapillo y busca un punto centrado en la parte cercana a la base de la mochila. Anuda ahí el primer fleco que te servirá de guía para ir formando una V a lo largo de todo el frontal.

 Ve probando la posición de los nudos hasta que des con la manera de que queden en pico. Una vez que tienes todos los flecos colocados corta el largo como te guste y dale forma de pico.

 

 

Ahora sí, ha llegado el momento de lucir esos flecos al viento. 

¿Qué te ha parecido? ¿Ya sabes de qué color te la vas a hacer? Aquí puedes ver una que he hecho con trapillo estampado.