Canastilla de bebé de trapillo

 

Seguro que en más de una ocasión has hecho un regalo de bienvenida para un nuevo bebé. Hay toda una industria creada entorno a este gran acontecimiento y por supuesto, cosas preciosas a las que una no puede resistirse pero, ¿y si una parte de ese regalo la haces tú?

Las canastillas son algo muy útil y esta vez la he tejido con trapillo. De esta manera, aunque he comprado varias cosas que le van a ser muy útiles a los nuevos papás, tendrán un objeto hecho con mis manos que podrán conservar y poner de decoración en la habitación del bebé.

El cesto ya lo conoces, se trata del mismo patrón que en el conjunto de cestas en punto bajo combinado. Este punto me encanta, me recuerda al punto arroz a dos agujas y además y muy sencillo de hacer.

Se empieza por la base con un círculo mágico de 6 puntos y se dan 6 vueltas siguiendo los aumentos correspondientes a esta técnica todo en punto bajo. El tamaño lo decides tú añadiendo vueltas hasta que tenga la medida que te gusta. 



Una vez tejida la base comienzas a subir sin más aumentos y tejiendo en punto bajo combinado. Esto quiere decir que alternas un punto bajo normal con un punto bajo que engancha sólo por la parte interna del punto de la vuelta anterior. Ve tejiendo hasta alcanzar el alto deseado, en mi caso 6 vueltas.

La última vuelta hazla en punto raso para rematar el proyecto.


Ahora ya está lista para rellenarla de cosas bonitas para el bebé. Yo he comprado pañales (no creo que haya ningunos papis a los que no les vengan bien), un conjunto de bodis y un vestidito. También puedes rellenarla de gel, crema, chupetes…

Ya verás lo mucho que les gusta tu regalo personalizado. Por cierto, este mío es para la preciosa Daniela. Bienvenida.