Bandeja portavelas de trapillo

Con trapillo pueden hacerse muchas cosas y una de mis preferidas es usarlo para decoración. Esta bandeja es muy fácil y queda genial para ponerle unas velas.

Lo más importante para que quede bien es elegir un color adecuado. A mi me gustan los tonos neutros, sobretodo beige y marrones para que no resalten demasiado. Eso ya depende de la decoración de tu casa. 

También me gusta que el trapillo sea gordito cuando hago objetos de decoración. Tiene más cuerpo y el resultado es más moderno. Además, hacer un bolso con un trapillo así pesaría demasiado.

La bandeja la he hecho toda en punto bajo pero podrías combinar los puntos que más te gusten. He usado una aguja del 15.

En este caso he empezado con un círculo mágico de 5 puntos e ido aumentando. Acuérdate de marcar siempre el primer punto de cada vuelta para saber cuantas llevas.

En la primera vuelta después de los 5 puntos se doblan los puntos, es decir, ahora tendrás 10.

A partir de aquí se van doblando los puntos cada vez uno más lejano. Creo que es más fácil de ver que de explicar y creo que en el vídeo-tutorial de cómo hacer manteles individuales se entiende muy bien. Todo proyecto circular es igual.

Una vez que tienes el diámetro que te gusta viene la única variación con un mantel individual. Hacerle un borde. Realmente es como si fueses a hacer un cesto.

Tienes que empezar a tejer esta vuelta cogiendo sólo la parte superior del punto y sin hacer más aumentos. Cuando la acabas cierras con un punto enano y listo.

Si el trapillo que usas no es muy grueso quizás quieras hacer una vuelta más, lo dejo a tu elección.

Ahora toca decidir donde lo vas a poner. Seguro que queda bonito en la mesa baja o de centro de mesa en la del comedor.

¿Vas a hacer uno?